Pronóstico de Tutiempo.net

8:56:00
0
El equipo, que es demandado desde hace tiempo en la ciudad norteña, fue prestado por la Policía Federal de Tucumán por solo tres días.

Dos intentos por ingresar droga al país fueron frustrados ayer en el primer día de controles realizados con un escáner móvil que la Policía Federal de Tucumán envió en calidad de préstamo y por solo tres días a la dependencia de esa fuerza en Orán.

Este tipo de tecnología es demandada desde hace tiempo por las fuerzas de seguridad y la Justicia Federal que en este departamento luchan contra el narcotráfico y el contrabando de mercadería.

Ahora, tras un pedido que hicieron la Fiscalía Federal de Orán, el Juzgado Federal de esa ciudad y la Fiscalía Federal General de Salta, el escáner llegó, dio resultados, pero es solo por tres días.

"Ahora con los resultados en mano vamos a solicitar que lo envíen cada diez o quince días a esta zona", anticipó Luis Valencia, secretario de la Fiscalía Federal de Orán.

El escáner "resulta fundamental para los controles en la zona, más allá de que Gendarmería o la Policía Federal tengan un perro y de la experiencia que los efectivos logran con el tiempo para descubrir el tráfico de estupefacientes", añadió.

El escáner está instalado en una trafic y por allí se pasan valijas, encomiendas y todo equipaje que se transporte. Es un aparato similar a los que funcionan en los aeropuertos para controlar que ningún objeto ilegal o prohibido sea transportado en el interior de los bultos.

Los decomisos

El escáner móvil llegó a Orán el miércoles a la tarde, y ayer a primera hora fue llevado a la terminal de ómnibus. Entonces, los pasajeros de todas las líneas fueron obligados a pasar por el control. Una hilera de personas con equipajes se renovaba constantemente frente a la trafic.

No habían pasado más de tres horas cuando los policías federales que operan el equipo descubrieron en un bolso que atravesó por las cámaras tres paquetes rectangulares similares a los "ladrillos" de cocaína.

El bolso había sido abandonado por su portador. Al abrir los paquetes -con orden judicial- se realizó un narcotest que confirmó que se trataba de clorhidrato de cocaína.

Durante la tarde, el escáner fue llevado a la terminal de ómnibus de Pichanal, y luego a la zona que se conoce como La Balanza (antes había allí una balanza de Rentas), sobre la ruta nacional 34, a pocos kilómetros de esa localidad.

Fue en ese lugar donde, alrededor de las 18, a los efectivos les llamaron la atención dos paquetes rectangulares hallados en un equipaje. Los perros antinarcóticos que estaban en el lugar también habían marcado esos bultos.

Anoche, los policías federales esperaban la orden judicial para abrir los paquetes y realizar un test para ver qué contenían.

Hoy, siguiendo el esquema de controles acordado entre las fuerzas de seguridad y las autoridades judiciales, el escáner móvil estará en la fronteriza localidad de Aguas Blancas, donde se controlará los bultos, valijas y paquetes que ingresen al país desde la vecina Bolivia.

Fuente: El Tribuno

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribase y reciba nuestras noticias en su mail

Aqui su Publicidad