Pronóstico de Tutiempo.net

10:42:00
0
Quien sea elegido deberá asumir una situación compleja en una zona caliente. 

El presidente del Consejo de la Magistratura de la Nación, Miguel Piedecasas, anunció la conformación de la terna de la que debería surgir, lo antes posible, el nuevo juez federal de Orán.

Los nominados son Jorge Gustavo Montoya, Guillermo Andrés Díaz Martínez y Claudia María Cecilia Carreras.

Montoya, abogado salteño, es el actual juez subrogante de ese juzgado, donde asumió hace dos años tras la renuncia de la jueza María Laura Díaz Marín, que dos meses antes había reemplazado al destituido Raúl Reynoso.

Díaz Martínez es un abogado catamarqueño con reconocida trayectoria jurídica, víctima con su familia del terrorismo de Estado y con amplia experiencia en los juicios por crímenes de lesa humanidad. Claudia Carreras es actualmente fiscal penal del Ministerio Público salteño, en Orán.

Fueron seleccionados entre ocho postulantes que rindieron la prueba de oposición en diciembre de 2016, 14 meses atrás.

Piedecasas aseguró que "es trascendente para esa institución la elevación de una terna para cubrir ese juzgado".

Para este funcionario, que visitó Salta en varias ocasiones desde que asumió el cargo, una de las grandes deudas del Poder Judicial Federal consiste en la gran cantidad de juzgados vacantes y la desprolijidad registrada en las subrogancias. "Ahora esperamos que el Ejecutivo trate rápidamente la designación de uno de los ternados para solicitar el acuerdo en el Senado", indicó Piedecasas.

La frontera norte, en el diagnóstico del Gobierno nacional, adolece de significativa vulnerabilidad frente al narcotráfico, el contrabando y la trata de personas. A las organizaciones criminales que operan en el área, se suma la endeble situación social, producida por la depresión productiva y su secuela de desempleo. A tal punto, que la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, sostuvo que mientras no se resuelva allí el problema del desempleo, no se frenará el ingreso de cocaína. A eso se suma ahora el colapso azucarero, con despidos, incertidumbre y una tensión laboral no exenta de violencia latente.

Fuente: El Tribuno

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribase y reciba nuestras noticias en su mail

Aqui su Publicidad