Pronóstico de Tutiempo.net

9:52:00
0
Tres mujeres se encadenaron desde primera hora afuera del Hospital San Vicente de Paúl. Se trata de empleadas catalogadas como "monotributistas" a quienes se le vence el contrato a fines de este mes. Piden intervención de la gerencia del nosocomio y respuestas concretas del Ministro de Salud a quien le solicitan las Designaciones para asegurar sus puestos laborales a futuro, actualización de los bajos sueldos que perciben, además de insumos y recursos humanos para la atención de pacientes.

Ante el encadenamiento de las empleadas del hospital, el intendente Marcelo Lara Gros se hizo presente en el lugar expresando su intención de actuar como mediador ante el Ministro de Salud Roque Mascarello. En este sentido, se anunció una reunión en Salta capital para mañana a la que asistirá la Dra. Julia Pizola, quien actuó de vocera de los trabajadores de la salud durante estas semanas de manifestación, junto a algunas autoridades locales. De esta manera, queda desestimado que baje a Orán el ministro, tal y como le exigieron los concejales en una nota firmada por todos los ediles durante el fin de semana.

Durante la visita del intendente al hospital, los trabajadores que se manifiestan le dijeron que hay "soberbia" por parte de las autoridades, tanto de la gerencia como del ministerio, con "silencio e indiferencia, manifestando que todo lo que planteamos es una fantasía" expresaron. Denunciaron que varios especialistas que estaban trabajando en Orán decidieron irse ante las malas condiciones en que se encuentra el nosocomio con una precariedad laboral significativa. Agregaron además que aumentó la tasa de mortalidad infantil en Orán, la falta de infraestructura, complejidad y capacidad para atender a los pacientes, y la falta de insumos o recursos humanos para dar respuestas a la población que necesita de este hospital. "Aqui hay culpas compartidas pero nadie se hace cargo" dijeron los manifestantes.

La Dra. Julia Pizola expresó también que "hay una fuerte represión institucional desde la gerencia" con amenazas a los trabajadores para que no participen de las manifestaciones, además de realizarles descuentos que no corresponden. "Pero a pesar del miedo, todavía tenemos capacidad para organizarnos y hacer que nos escuchen" sostuvo, a la vez que comenzaban a cortar la calle Pizarro a la altura del hospital. "La gerencia nos mostró falta de sensibilidad y empatía ante la pésima situación laboral que estamos atravezando. Hay silencio absoluto y hermetismo, actúan con soberbia" insistió.

En tanto, una de las empleadas encadenadas contó a Radio A que como monotributista cobra 7 mil pesos mensual con 40 horas de trabajo semanales. "Es inaceptable, en el hospital no hay nada, no hay insumos, y nosotros damos la cara ante los pacientes. Además de que cobro poco, me pagan cada dos meses. La semana pasada recién me cancelaron el sueldo de octubre. Queremos respuestas y soluciones; no vamos a aceptar que nos vuelvan a contratar en la misma situación en la que estamos ahora, exigimos las designaciones. Nadie vive con 7 mil pesos menos cada dos meses" se quejó la trabajadora.

Mientras esto ocurría, Reina Riquelme, enfermera del hospital que también forma parte de la movilización, pedía a gritos a todos los empleados del nosocomio que se sumen a la protesta en apoyo a los monotributistas "porque ahora les toca a ellos pero después vendrán contra todos" manifestó, a la vez que confirmó el corte de calles para endurecer la medida de fuerza, expresando que de ser necesario, trasladarían el reclamo a la Ruta.

Fotos: Circulo de la Prensa de Orán

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribase y reciba nuestras noticias en su mail

Aqui su Publicidad