Pronóstico de Tutiempo.net

9:00:00
0

La propietaria de una carnicería de la ciudad de Orán sufrió el robo de 1,8 millones de pesos, que tenía destinados al pago de la próxima partida de medias reses que iba a recibir.

Por el hecho fueron arrestados un muchacho que trabajaba con ella y otro hombre que sería su cómplice.

La mujer había guardado el dinero en un bolso que guardaba con celo en el interior de su casa. Era un dinero que no tenía otro destino más que asegurar la reposición de carne en su negocio, ubicado sobre calle Sarmiento. Para mayor seguridad, la mujer distribuía el dinero en fajos que marcaba con una lapicera con tinta roja.

El miércoles, a última hora, ella se percató de que el dinero había sido sacado del lugar donde lo guardaba, por lo que dio aviso a la Policía en forma inmediata.

Una patrulla llegó hasta la vivienda e inicio una rápida investigación que terminó con un empleado de la carnicería detenido. Al muchacho le encontraron, entre sus pertenencias, 40.000 pesos en fajos que estaban con la marca de la lapicera roja que la mujer había realizado.

La Policía continuó con la búsqueda del resto del dinero. Así descubrieron que el muchacho tuvo un cómplice para sacar el dinero ahorrado por la dueña de la carnicería.

Este segundo implicado, amigo del empleado, no estaba en Orán cuando la mujer denunció el robo. Había viajado a la ciudad de Tucumán, por lo que recién fue apresado por la Policía cuando regresó.

Sin embargo, aún no apareció el resto del abultado botín. Se cree que el segundo implicado podría haber llevado el dinero a Tucumán.

Fuente: El Tribuno

0 comentarios:

Publicar un comentario