Pronóstico de Tutiempo.net

11:14:00
0

El presidente de la Cámara de Panaderos, Martín Petrocelli, informó ayer que es oficial el aumento en el precio del pan desde este lunes.

La decisión se tomó en una reunión convocada el jueves a la noche en la que los comerciantes del sector decidieron llevar de 36 a 42 pesos el precio del kilo de pan.

Son al menos 130 panaderías las asociadas que subirán en un 15 por ciento los precios en sus productos. "Nosotros hemos aguantado casi un año sin subir el precio del pan en Salta. Ahora lo vamos a aumentar porque la situación económica del país ya no da para más. A nuestros clientes les debemos advertir que el kilo de pan en las panaderías de Buenos Aires llega a los 52 pesos y en algunos locales del centro porteño se paga hasta 80 pesos los miñones", declaró Petrocelli en diálogo con El Tribuno.

Desde la Cámara que los aglutina salieron a detallar algunos aspectos que hacen a la conformación del precio para que los clientes no maltraten a los panaderos a la hora de pagar las subas.

Los costos

El aumento en los costos de la harina y el gas son los principales argumentos que explican el incremento del producto. Las medidas tomadas por el Gobierno nacional afectaron el precio del trigo en el mercado interno desde que asumió en diciembre 2015.

En un documento del Centro de Economía Política Argentina (CEPA), se asegura que las políticas, con el cambio de Gobierno, provocaron el incremento del precio del trigo en un 104% en el mercado interno. Se detalla que fueron la quita de retenciones, la devaluación de diciembre de 2015 y la eliminación de los permisos de exportación.

Todo esto sucedió en el marco internacional de precios estables durante los últimos años.

Es así que los panaderos pagan hoy la bolsa de harina de 50 kilos a casi 390 pesos. El precio por el mismo producto, pero en marzo de 2016, estaba a 300 pesos, por lo que se debe inferir que los comerciantes absorbieron gran parte de la inflación que se fue acumulando en un año.

En consecuencia, los comerciantes panaderos y los consumidores finales son los grandes perjudicados por esta liberalización de los valores del trigo, dado que los primeros corren con aumentos imposibles de trasladar a precios en su totalidad sin sufrir una caída en la demanda.

Fuente: El tribuno

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribase y reciba nuestras noticias en su mail

Aqui su Publicidad