Pronóstico de Tutiempo.net

8:27:00
0
Imagen Ilustrativa. 

Un bebé de solo siete meses lucha por su vida en la terapia intensiva del Hospital Materno Infantil, luego de que se quemara el 40 por ciento del cuerpo con agua hirviendo, cuando estaba bajo el cuidado de dos hermanitas menores de edad en su casa de Barrio Balut.

El accidente doméstico ocurrió el martes último, cerca del mediodía. Esa mañana, los tres chicos -dos niñas de 11 y 14 años, y el bebé de 7 meses- se encontraban solos en la casa, ya que la madre había salido a trabajar. Ella sería empleada de una clínica privada de Orán.

Cerca del mediodía, según el relato que las menores hicieron en el hospital, el bebé se quemó con agua hirviendo. Fue la única explicación que dieron sobre las circunstancias en las que ocurrió el accidente.

"Parece que las chicas no sabían qué hacer; una agarró al bebé, salió desesperada al patio y lo metió en un tacho de agua", dijo una vecina que habría visto parte del episodio.

Según la información que circuló horas más tarde en Orán, las chicas llegaron en un auto particular a la guardia del hospital San Vicente de Paúl, con el nenito en brazos. Poco después llegó la madre.

El pequeño tenía quemaduras de tipo A y B en el rostro, el tórax, en un brazo y en las piernas. Debido a la gravedad de su estado, fue derivado al hospital Materno Infantil de la ciudad de Salta. Su traslado se hizo en un vuelo sanitario; junto al niño también viajó la madre para asistirlo.

En la capital "fue recibido en la guardia pediátrica a las 18.50 y cerca de las 20 fue ingresado en terapia intensiva", confirmó ayer José Luis Ángel, jefe de Comunicación del Materno Infantil.

"El niño está grave y con pronóstico reservado", añadió.

Un caso complejo
Al delicado estado del nene de 7 meses se sumó otro hecho que encendió la luz de alarma.
Cuando ingresaron a la guardia del hospital de Orán las dos hermanas con el pequeño, uno de los médicos pudo observar que una de las menores tenía golpes en el cuerpo. Al ser consultada, contó que la madre les había pegado.

El profesional dio aviso a la Policía de inmediato y revisó a la menor. Allí diagnosticó que ella tenía hematomas en una pierna, lesión en un brazo, en la espalda y excoriaciones.
Una mujer que vive en el barrio Balut y que conoce a la familia confirmó que una de las menores es sometida a golpizas.

"Si le pasa algo al bebé, por ejemplo, le parte un palo en la espalda; la madre le pega bien feo a la chica", dijo la señora, quien pidió que su identidad quede en reserva.

Detrás del accidente doméstico que afectó al niño y los golpes descubiertos en el cuerpo de una de sus hermanas, habría una dura historia de vida que mezcla violencia, adicciones y una situación familiar vulnerable. Tras conocer el caso, tomaría intervención el asesor de Menores e Incapaces N§ 2 de Orán, Cristian Babics.

Fuente: Diario El Tribuno

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribase y reciba nuestras noticias en su mail

Aqui su Publicidad