Pronóstico de Tutiempo.net

9:33:00
0

El Gobierno, agentes de la Municipalidad de Colonia Santa Rosa y 2500 vecinos del barrio Palmeras se sumaron el viernes a una histórica jornada de trabajo en conjunto para combatir al mosquito transmisor de dengue y las fiebres zika y chikungunya. La jornada de trabajo fue coordinada por el secretario de servicios de salud, Francisco Marinaro y el intendente local, Mario Guerra. En una reunión previa al operativo de descacharrado analizaron la situación sanitaria y epidemiológica de la zona.

Marinaro Rodó indicó que del 30 por ciento de casas infestadas con larvas de mosquitos que se registró el año pasado en el municipio, "logramos reducir a un 11 por ciento de infestación".

El Secretario de Salud aclaró que si bien disminuyeron estos índices, debe continuar este esfuerzo y trabajo conjunto con la comunidad. “Debemos profundizar las acciones de limpieza y descacharrado, es imprescindible que el equipo de salud y los técnicos de la Municipalidad realicen acciones conjuntas con los vecino, quienes deben sentir que forman parte del trabajo”. 

El referente de Epidemiología de la Provincia, Francisco García, explicó que el trabajo debe ser focalizado y exhortó al equipo de salud a supervisar los distintos sectores, a fin de identificar las necesidades y avanzar con las tareas preventivas de acuerdo al relevamiento realizado. Explicó que en algunos sectores funciona la eliminación de artículos en desuso por ser posibles reservorios; en otro barrio la necesidad puede ser el sellado de los pozos.

Confirmó que actualmente "no tenemos circulación de dengue, zika o chikungunya en Salta. Finalmente, dejó en claro que las embarazadas son el grupo en riesgo que no se debe descuidar. Estar atentos a los casos febriles y cuidar a las mujeres, es una de las estrategias más importantes", concluyó. 

Operativo de descacharrado 

En la oportunidad los funcionarios supervisaron el sellado de pozos y la recolección de chatarra que ya había sido depositada por las familias en las veredas de las casas. Los camiones y un equipo técnico de la provincia y la municipalidad fueron los responsables de acopiar la basura y descartarla.

A la iniciativa se sumó la Policía, operarios del municipio y agentes socio ambientales. Se logró acumular importantes toneladas de basura, chatarra y utensilios en desuso, entre otros elementos. Asimismo se entregaron folletos para concientizar a las familias y repelentes a las embarazadas para protegerlas de las picaduras del mosquito. Tela mosquitera, alambres y elementos para el sellado de pozos también se repartieron a la comunidad en general.

Como acción complementaria, en el Centro de Salud del barrio se dictó una capacitación para los vecinos del lugar. "Se trata de una charla instructiva bastante sencilla, donde le enseñamos a la gente a cuidarse del mosquito vector, trasmisor del dengue y las fiebres zika y chikungunya", dijo José Serrat, responsable de los talleres. 



Fuente: Parte de Prensa

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribase y reciba nuestras noticias en su mail

Aqui su Publicidad