Pronóstico de Tutiempo.net

22:36:00
0

En un partidazo, el delantero metió dos goles en el arranque de cada tiempo, Boca tuvo chances de liquidarlo, no supo y sufrió contra Atlético Tucumán. Fue 2-2 y quedó a siete de Estudiantes.


Partidazo. De ida y vuelta, al palo, vibrante. Hermoso para ver, para disfrutar. ¿Y para Boca? Lo tuvo para ganar, lo sufrió y lo terminó empatando. No supo dar el golpe de KO sobre todo en el segundo tiempo, cuando Pavón de arranque metió el segundo después de un centro venenoso de Silva. Parecía el golpe de suerte para terminar la racha sin ganar de visitante (desde febrero que no se lleva tres puntos), para empezar a manejar el partido. Hubo chances para ponerse 3-1, pero faltó la puntería. Y el empate llegó justamente en una contra: centro, cabezazo de Menéndez solito y a cobrar.
Cambió el sistema, Tevez se movió suelto, se generaron chances y se dio todo para ganarlo. Para romper el maleficio fuera de casa en una ciudad como Tucumán que estuvo al palo como el partido con esta presencia de Boca. El gran problema fue que nunca pudo frenar el ritmo de juego, nunca pudo poner la pelota al piso, manejar los tiempos. Fue siempre palo y palo, frente a un equipo abierto, que dejó espacios, que se mostró vulnerable.
Lo de Boca en Tucumán fue frenético. Dejó pasar dos puntos, importantes, porque aunque el torneo es muy largo está a siete del líder de Estudiantes. Otra vez el equipo se puso en ventaja y el tren volvió a pasar. Pese a la gran noche de Pavón, goleador, encendido por las puntas, veloz. Al final entró Bou para tratar de meter el tercero, aunque también pudo haber sido 2-3 con una polémica que terminó siendo favorable porque le anularon un gol a Zampedri.
Era la noche de Pavón, del equipo volviendo a ganar fuera de casa. Pero Boca está en la edad del Pavón…
Fuente: Diario OLE

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribase y reciba nuestras noticias en su mail

Aqui su Publicidad