Pronóstico de Tutiempo.net

9:50:00
0

El vecino Fidencio Paredes, miembro de la Comunidad originaria de San Andres, contó mediante una nota presentada por mesa de entrada del concejo deliberante que asistió a la sesion ordinaria realizada el jueves pasado y se retiró "entre la impotencia y la verguenza" por el comportamiento de los ediles. La nota textual dice lo siguiente:

"Como integrante del Ayllu (pueblo) de San Andres, perteneciente a la comunidad Kolla Tinkunako, me dirigo a ustedes a fin de manifestar lo siguiente: Hoy 7 de Abril, me hice presente en el recinto del concejo, fui en busca de apoyo para gestiones que hacen a mi pueblo, con la idea de que el Concejo Deliberante (de acuerdo al Art. 71 Inc II Cap II de la Carta Organica Municipal) ejerce cierto control sobre las actividades del ejecutivo. No me sorprendio el debate, sino la discusion entre algun concejal, el presidente y un señor que estaba a su izquierda, quienes intentaban sostener "quien grita mas fuerte, tiene mayor razon". Mas bien me retiré entre la impotencia y la verguenza. Quiza alguien diga que gritar es de machos, pero nosotros como indígenas queremos aprender cómo se dialoga, cómo se cruzan ideas, y se da luz a las soluciones.

Asimismo debo manifestar que escuché frases lamentables de quien dirige ese cuerpo, quien se queda preso de los propios dichos. Para mi pesar, el episodio me hace pensar que "si nos tapamos con el poncho del patron, el ejercicio del control es solo una ilusion".

Sin animo de faltarle el respeto a nadie, solicito considere mi sinceridad, ya que solo fui en busqueda de ayuda para gestiones a soluciones para mi pueblo".

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribase y reciba nuestras noticias en su mail

Aqui su Publicidad